No desperdicie agua durante el verano

admin
22 de January, 2018
0

Tome las precauciones necesarias para disfrutar de los meses secos sin botar agua y dinero.

Es normal que el consumo de agua en las casas y edificios incremente un poco en los meses secos o de verano, ya que la falta de lluvia nos exige regar las plantas y zonas verdes. El problema es que el consumo sube de dos a cuatro veces, y que gran parte del agua se malgasta, al igual que el dinero de extra que paga en su recibo.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), hasta 50% del agua que se utiliza para riego en exteriores se desperdicia por el uso de aparatos y métodos de riego ineficientes, así como por malas prácticas.

Por ejemplo, mucha agua termina evaporándose porque realizamos el riego en las horas más calientes del día. En otras ocasiones, utilizamos aparatos ineficientes que irrigan más de lo necesario y haciendo una mala distribución.

Corregir estos errores es fundamental para mantener un consumo bajo y responsable de agua durante los meses secos. Recuerde que mientras usted y yo botamos este preciado líquido, muchas comunidades del país experimentan sequías que afectan su calidad de vida y arriesgan los cultivos.

Nosotros queremos ayudarlo a disfrutar un #VeranoAcualogica sin desperdicio de agua ni dinero, por eso le traemos las siguientes recomendaciones de ahorro y compartiremos consejos en nuestra página de Facebook:

1. Utilice aspersores eficientes para las mangueras. Estos aseguran un flujo uniforme y vigoroso mientras reducen hasta en 50% la cantidad de agua que usa por minuto.

2. Instale dispositivos para programar el tiempo de riego. ¿Cuántas veces ha olvidado que encendió los rociadores del jardín y dejó el agua corriendo todo el día? Estos dispositivos son la solución para regar el tiempo y cantidad exacta de agua que necesitan sus zonas verdes.

3. Revise sus mangueras, aspersores y tuberías para verificar que no estén dañados ni presenten fugas.

4. Riegue antes de las 7:00 am o después de las 5:00 pm para asegurarse de que el suelo absorba el agua. Si irriga durante el día, las temperaturas altas podrían evaporar hasta la mitad de líquido usado.

5. Mantenga el zacate un poco más alto, ya que esto fortalece sus raíces y lo hace más resistente al calor. Además, le ayudará a retener más humedad en el suelo y, por ende, deberá regar menos seguido.

6. Irrigue directamente hacia la tierra, no sobre las plantas y el zacate, para que el agua llegue a las raíces y el suelo guarde humedad, así no es necesario regar a diario.

7. Diseñe sus áreas verdes con menos cobertura de zacate y más plantas nativas que resistan el verano sin requerir tanta agua adicional.